Biomimética: medusas como equipos de trabajo intergeneracionales

Ecosistema Interno, Escriben nuestros Consultores 4 287
Biomimética, equipos de trabajo intergeneracionales

Cuando una organización  aplica un modelo de gestión basado en RSE tiene en cuenta todas las posibles formas de atender adecuadamente a las personas que trabajan para ella.  Una importante, y que frecuentemente se omite o se trata descuidadamente, es la gestión de equipos de trabajo formados por personas de diferentes edades.

Cada vez está más claro que los equipos intergeneracionales rinden más, consiguen mejores resultados, incrementan la satisfacción de los empleados, mejoran la reputación corporativa y el clima laboral, reducen las pérdidas debidas a errores, etc., etc.  Os dejo un artículo relacionado que publiqué hace algún tiempo en mi blog, Venecia y el mentoring.

Gestionar adecuadamente los equipos intergeneracionales tiene también ventajas indirectas:  las personas jóvenes se sienten  mejor integradas en la organización, y las personas mayores se sienten reconocidas y valoradas.  Todas ellas consiguen así incrementar sus niveles de satisfacción / felicidad, extrapolando las “buenas sensaciones” a sus círculos próximos:  familia, amigos…  De modo que una medida concreta aplicada en la organización favorece a la propia organización, sus partícipes y a la sociedad.

¿Y cómo se hace eso?

Hay muchas formas, lógicamente, pero a mí me gusta aplicar las enseñanzas de la naturaleza. ¿Para qué romperme la cabeza diseñando fórmulas si tengo a mano ejemplos de éxito conseguidos a fuerza del método ensayo – error a lo largo de miles de años?

Los animales saben mucho de cooperación. El ejemplo que propongo es sobre cooperación intergeneracional, lógicamente.  Y los animales que nos enseñan son “de segunda clase” (¡qué petulancia la nuestra!), no los clasificamos en el grupo de “animales inteligentes”. Tomo la información del artículo Sorprendentes medusas trabajan juntas para moverse en grupo mediante propulsión a chorro de @ecoticiasRED.

¿Qué hacen estas medusas?

Los animales marinos que nadan por propulsión a chorro, como calamares y medusas, no son infrecuentes, pero es raro encontrar que produzcan múltiples chorros para la locomoción de todo el grupo
Parece ser que la forma de nadar de cada una de ellas facilita la natación de las demás para mejor desplazarse todo el grupo.  En nuestro ámbito corporativo podríamos decir que todas las personas que trabajan en la organización están pendientes no solo de hacer su trabajo, sino de hacerlo de forma que favorezca el mejor resultado para todos.

Además,

un sistema de propulsión sofisticado basado en múltiples chorros en una elegante división del trabajo entre los miembros jóvenes y mayores de la colonia

Hablamos de un sistema sofisticado basado en múltiples chorros:  no sirve cualquier cosa, es “sofisticada y elegante”.  En nuestra organización, cada persona se aplica en sus responsabilidades con experiencia, atención, cariño y garantizando los resultados de su propio trabajo.

Hablamos también de división del trabajo entre miembros jóvenes y miembros mayores de la colonia, el tipo de trabajo que hace cada subgrupo, la ubicación física del “puesto de trabajo”, la finalidad perseguida por el conjunto:
Los miembros jóvenes en el extremo delantero dentro de la unidad de propulsión de la colonia utilizan suspequeños chorros para girar y tomar distintas direcciones.
Por su parte, los miembros de más edad y más grandes proporcionan un impulso más fuerte que lleva a la colonia a las profundidades del océano

Los jóvenes se  responsabilizan de girar y tomar distintas direcciones:  en una organización, aportan movilidad y capacidad de anticipación / reacción a los movimientos del entorno.

Y los mayores trabajan para poder acceder a las profundidades del océano, para descansar y librarse de depredadores. Justo lo que pueden aportar las personas mayores en una organización:  Descansar del barullo diario gracias a su experiencia y capacidad de mirar las cosas en perspectiva, recursos escondidos en su cerebro y en su corazón para encontrar el mejor lugar en cada momento;  capacidad de retirarse “al fondo del océano” cuando se necesita repensar la organización.
 Así que  las medusas combinan adecuadamente las aportaciones de los miembros jóvenes y mayores y
Estos patrones permiten a todos los miembros de la colonia hacer importantes contribuciones a la propulsión y las cualidades de maniobra que son críticas para el éxito.  Y el hecho de que los jóvenes sean pequeños no significa que no sean importantes.
Aportaciones de cada grupo que son críticas para el éxito.  Igual que en una organización bien diseñada. ¿Qué tal si preguntáramos a cada miembro de la organización

 

  • ¿Qué sabes hacer bien?
  • ¿Cómo podemos ayudarte a mejorar lo mejorable?
  • ¿Cuáles son / serán tus aportaciones a tu grupo natural dentro de la organización?
  • ¿De qué forma ayuda / ayudará tu grupo natural al éxito corporativo, a medio plazo y de forma responsable?
  • ¿Cómo podemos ayudaros a conseguirlo?

 

Preguntar a las personas que trabajan para la organización, de manera individual y colectiva, ayuda a conocerlas mejor y a que ellas también conozcan mejor a la organización, sus objetivos corporativos, sus puntos fuertes y sus áreas de mejora…. ayuda a que todo el mundo tenga una visión holística de la organización (sus objetivos, sus recursos, sus partícipes, su entorno, etc.).

En otras palabras,  apreciar y poner en valor las aportaciones de cada persona y de su grupo de trabajo es una forma estratégica de implementar en la organización el respeto hacia los demás y el compromiso de todos sus miembros.

 

About the author / 

Edita Olaizola

4 Comments

  1. Mercedes Hortelano September 15, 2015 at 11:55 am -  Reply

    Muy interesante y muy de acuerdo, la diversidad, comenzando por la diversidad generacional, nos permite combinar y equilibrar riesgo, potencia, novedades, expetiencia … y gracias por traernos el ejemplo de las medusas. Está claro que podemos aprender muchísimo de la naturaleza en general y del mundo animal, en particular.

    • Edita Olaizola September 15, 2015 at 11:57 am -  Reply

      Estoy de acuedrdo, Mercedes, coombinar y equilibrar, es una de las claves. Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

  2. Amaia Larrea Elgorriaga March 10, 2016 at 4:12 pm -  Reply

    Muy interesante, como siempre, Edita Olaizola Sabemos mucho ya de la Naturaleza pero los humanos somos como somos. De vez en cuando, es muy emocionante ver mayores muy implicados e ilusionados junto a jóvenes con garra y motivación tirando juntos… 😉

    • Edita Olaizola March 10, 2016 at 4:14 pm -  Reply

      Muy amable, Amaia, es un comentario muy atractivo porque aporta la visión de una veterinaria hablando de motivaciones humanas, me ha encantado 🙂

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

En contacto

Déjanos tu mail para estar en contacto, te llegarán por correo nuestras novedades :-)

Síguenos en las redes: